ENTREVISTA: Entrevista de radio para BBC Beats 1 (EEUU) (01/05/19)

¡Hola!

Zane Lowe: ¡Hola!

Me encanta el jersey que llevas puesto, es chulísimo. Yo también me he puesto mi jersey tie-dye favorito para esta entrevista, que conste.

Z: Vaya, lo aprecio un montón, tanto como que nos estés regalando tu tiempo ahora. Bueno, qué bueno verte por aquí. ¿Qué tal estás?

¡Yo también me alegro de verte a ti! ¡Yo estoy genial! ¿Y tú?

Z: ¡Genial! Bueno, ¿cómo llevas esto de haber salido de tu escondite, donde creas tu música y todo eso, a que de repente haya tanto revuelo a tu alrededor? ¿Te gusta?

Bueno, Zane, la verdad es que ahora mismo estoy en mi casa.

Z: Eso es verdad, lo veo.

No, en serio, pero me lo estoy pasando muy bien. Tenía muchísimas ganas de sacar a la luz esta canción y este videoclip. El videoclip refleja un mundo como mágico y místico, y es genial ver cómo los fans intentan descubrir los pequeños mensajes ocultos que hay en él. Y me siento súper afortunada.

Z: Sí, me gustaría hablar de todo eso con más profundidad más adelante. Pero antes de nada, quiero darte la enhorabuena porque el videoclip sigue rompiendo todos los récords, y lo co-dirijiste tú, lo cual debió de ser una experiencia increíble. Y yo quería saber lo que piensas un poco ahora que todo el mundo ya lo ha visto y tú has visto la que está liando... ¿Qué sientes habiendo entrado de lleno en este ambiente otra vez?

Fue una experiencia fantástica, y trabajar con Dave Meyers fue súper guay. Había grabado un anuncio con él antes, pero siempre había querido hacer un videoclip con él, así que me puse en contacto con él y le dije: "He dejado escrita la idea principal; aquí tienes la canción." Y justo trabajamos en todos los efectos visuales chulos que podíamos incorporar en la historia. Y grabando me lo pasé genial, perdí la cuenta de las veces que Brendon y yo nos tronchamos de risa hasta que nos dolía la barriga, ¿de esa clase de carcajada en la que hasta necesitas sentarte un rato, que sigues haciendo cosas pero te sigues riendo? Pues esa. Es una de las mejores sensaciones del mundo.

Z: Sí, en el videoclip se nota bastante. Y justo el principio, ya empiezas a establecer ciertos límites. La era de la serpiente ha desaparecido, y ahora vives en un mundo de mariposas, dentro de esta crisálida en Fantasialandia... Pero me quedo con lo de poner a la serpiente a dormir, con ese lugar que ya no se hace sentir sombría, para entrar en un nuevo lugar con mucha más luz. ¿Cuándo empezó a cambiar todo esto? ¿Cuándo, digamos, la oscuridad se quedó atrás y salió el sol?

La estética de la música que hago suele ser un reflejo de cómo me siento yo como persona. Y creo que me di cuenta de esto durante el reputation Stadium Tour: empecé a notar que me sentía diferente, que mi vida había cambiado y que ahora esta tenía una banda sonora detrás distinta. Y quiero hacer honor a los fans por este grandísimo renacimiento y la enorme ilusión que tienen por mi música. Y que ellos sean tan entusiastas con eso es lo que a mí me hizo ir corriendo al estudio y grabar todo tan rápido, justo después de la gira. Por esa energía que tenían y que a mí también me transmitían en cada concierto, porque yo miraba al público y veía tantísimo amor y cariño... Y todas esas personas me hacen muchísimo bien, y quienes me hicieron sentir que ya estaba preparada para sacar al mercado música nueva, quizá un poquito más rápido de lo normal, porque me sentía lo suficientemente cómoda.

Z: Volviendo a la era reputation y a toda la simbología que arrastró, y a que ahora estés en otro lugar, lo cual también es parte del crecimiento humano... Pensando un poco en ese periodo de tiempo, ¿podrías resumir, ahora que lo ves desde la distancia, cómo te sentías en esa época, en esa era tan taciturna y oscura y con una energía tan diferente? ¿Cómo te sentías entonces, ahora que lo ves desde fuera y no desde dentro?

Esto es una decisión que tomé ya desde el principio del proceso de creación del álbum: me puse un mecanismo de defensa a mí misma, a conciencia y de manera desafiante. Era como que me estaba reflejando todo el tiempo en la persona que me habían creado, para mí. Y esa fue la primera vez que hice algo así. Es que el álbum tiene como dos caras: tiene canciones "armificadas", a las que les envuelve como un cierto clima de angustia, y luego tiene la historia real del disco, que trata básicamente del amor de verdad y de los amigos de verdad y de haberlos encontrado en medio de todo ese malentendido que, en cierto modo, era tu vida. Esta nueva música es mucho más alegre, mucho más introvertida... Conforme escuchas el disco, ves que cada vez trata más sobre mí como persona, como si hubiera derribado ese muro, ese búnker que me rodeaba. Porque... de alguna manera, cuando ya llevas muchos años de carrera, sabes que cuando dices cualquier cosa, seguro que se va a malinterpretar, y si lo haces, también. Así que lo mejor es centrarte en hacer música y ya está. 

Z: La verdad es que es difícil, es complicada esa situación. Por otro lado, todo el mundo sabe que siempre has tenido una relación súper transparente con tus fans, y aunque sea época fuera dura, dio lugar a música genial y a una gira fantástica y a un grandísimo éxito, así que puedes decir que supiste hacer frente a eso, porque "vayas por la izquierda o por la derecha, nunca es el camino correcto".

Al principio del álbum, y estoy bastante orgullosa de haber inventado una frase popular, se me ocurrió la de: "Y no habrá más explicación; solo quedará la reputación" ("There will be no explanation; there will just be reputation").

Z: ¡Esa es buena, es buena!

Y me la apliqué al 100%. No expliqué de qué iba el álbum, porque no sentía que se lo debiera a nadie. En los últimos dos años, pasaron muchas cosas que me hicieron sentir muy muy mal. Y no me apetecía hacérselo saber a nadie ni hablar de eso con nadie, sino solo hacer mi música y luego mi gira y en general todo lo que pudiera por mis fans. Porque todo lo que hice fue por ellos, y no necesitaba de titulares ni de portadas de revistas, sino que tenía que llegar a ellos de otras formas en las que nunca antes había pensado siquiera. Así que en realidad, la relación que tengo con mis fans se fortaleció durante la era reputation y creo que eso precisamente fue lo que hizo que ahora eche un vistazo atrás y vea esa época como una de las más bonitas de mi vida. Estaba yo y estaban ellos y nada más.

Z: Y al parecer, ellos se lo han pasado genial viendo el videoclip, yendo de mensaje oculto en mensaje oculto, y supongo que la primera pregunta que te tengo que hacer (porque a partir de ahora, seguramente la conversación se va a volver un poco como el juego del gato y el ratón, aunque es genial que sea contigo, Taylor) es... Bueno, vamos a intentar desenredar un poco todo este lío... ¿Se sabe, por lo que han estado descubriendo del videoclip, qué va a ser lo siguiente?

Hay un montón de fans que ya lo saben. Hay un montón que ya saben el nombre del segundo single.

Z: O sea, que no es Lover...

¡Oye, que no voy a decir nada en absoluto, no pienso soltar prenda! ¿Te crees que estás hablando con una aficionada o qué?

Z: ¡Ayyyy, solo estaba jugando un poco! Lo he dejado caer por si colaba, pero veo que no se te pasa ni una, ¿eh?

"¡Ayyyy, solo estaba jugando un poco, solo estaba jugando un poco!".

Z: No, pero en serio, la gente está que se muere de la emoción por lo que han descubierto en el videoclip, y seguramente tú te lo has pasado súper bien planeando todo sabiendo que nos ibas a tener a todos pendientes de un mensaje oculto.

Cuando mis fans se aburran con lo de los mensajes ocultos, entonces dejaré de hacerlo. Pero ahora mismo veo que se lo pasan bastante bien. Además, a mí me gustaría que la música se tratara más allá de solo como una experiencia auditiva y ya, sino que pudiera ser algo más simbólico o una especie de búsqueda del tesoro o un juego mental. En general, cualquier cosa que haga que la música sea algo más que solo una meta, al menos para mí... Yo solo trato de entretener a la gente de todas las formas posibles.

Z: ¿Y en cuanto a las colaboraciones? Obviamente, ya sabemos la de Brendon; hemos hablado de él hace unos minutos. Pero también has trabajado con Joel Little en producción, lo cual seguro que también ha sido una experiencia increíble (para quien no lo sepa, Joel es una gran amigo kiwi [neozelandés] mío, así que me siento súper orgulloso de él y sus éxitos). Él ha trabajado con grandes artistas y tiene una gran reputación en ese mundo..., ¿pero qué tal fue contigo concretamente?

Es que me recuerda un poco a Nashville: a cuando llegaba a mi habitación, cogía la guitarra y tocaba una idea que se me había ocurrido, y entonces empezamos a componer la canción. Hay muchísimas maneras en las que puedes componer una canción, y especialmente en el mundo de la música pop, lo que la gente hace normalmente es crear una pista, cantar sobre ella mil veces, pensar ideas que vayan con ella... Pero con Joel era más como dos compositores en una misma habitación tratando de darle forma a un tema para averiguar cómo iba a sonar. Esta vez, sí he trabajado con gente nueva para este álbum y ha sido genial. Con los discos anteriores, para los duetos, estaba empañada en que fueran predominantemente con amigos cercanos como Ed Sheeran o Zayn, que son personas a quienes adoro y en quienes confío mucho. Así que, al salirme de esa "zona de confort" de los amigos, me di cuenta de que Brendon podría ser un buen colaborador, porque he sido una gran suya y he visto desde fuera cómo ha sido su carrera y cómo puede trabajar. Y entonces, cuando ya de verdad estás trabajando con él, te das cuenta de que es exactamente como te lo imaginaste.

Z: Pues sí... Es un tío increíble, con muchísima energía y talento... Y yo me preguntaba cómo tú y él podíais fusionaros en una canción, porque su voz es única y dramática.

Absolutamente, tiene una voz única, y yo diría que una presencia única también. Su estilo a la hora de actuación tiene como un lado travieso. Y por supuesto, a los dos nos encanta "sobredramatizar", pero en clave de humor... La gente no siempre pilla el chiste, pero nosotros nos lo pasamos pipa igual.

Z: Bueno, sé que te estás aguantando mucha información y no quiero ser yo quien te la saque, porque con un poco de suerte, podremos tener una conversación más profunda dentro de poco. O eso espero.

¡Claro!

Z: Pero mientras tanto, quizá podamos regalarles algo a los fans. ¿Puedes confirmar si Brendon es el único colaborador, ya sea como cantante o como compositor, que hay en el disco?

No puedo decirlo. Pero aprecio un montón que tengas curiosidad por eso. Así que te lo agradezco.

Z: ¡Vaya! Bueno, tenemos el vídeo y la canción, sabemos que algo más está por venir... Esperamos con ganas que algo más suceda este año. ¿Has pensado ya en la gira? ¿Estás ya a tope con todo o aún estás tranquilita en casa?

La verdad es que ahora mismo solo estoy pensando en que mañana voy a actuar con Brendon en los Billboard Awards, y me muero de ganas. A ver, ahora mismo estoy en casa, pero anoche por ejemplo tuve ensayos...

Z: ¿Y cómo fueron?

¡Pues muy bien! Deséanos suerte, porque es la primera vez que interpretamos esta canción y juntos, y es súper guay lo que hemos planeado hacer.

Z: Genial. Bueno, Taylor, ya sabes que me encanta ponerme al día contigo. Obviamente, el videoclip ya está disponible en Apple Music, junto con la canción, colaboración con Brendon Urie, de Panic! at the Disco. ¡Mucha suerte en los Billboard Awards!

¡Gracias!

Z: Bueno, y por último, te quiero preguntar: ¿habrá algún mensaje oculto en la actuación también?

Todo se verá...

Z: Bueno, a ver con qué nos sorprendes. Gracias, Taylor.

¡Gracias a ti! ¡Eres el mejor! ¡Adiós!





Fuente: Beats1
Traducción: El Rincón de Taylor

¿Quiénes somos?

Somos las creadoras de este sitio, Mary y Pau, dos chicas jóvenes corrientes con afán de hablar sin parar de una obsesión rubia con guitarra y tacones a la que no dejamos de escuchar cantar. ¡Bienvenidos a nuestro pequeño gran rinconcito, cornerers! :)

No hay comentarios:

Publicar un comentario