Reputation Stadium Tour — Glendale, Arizona (8 de mayo de 2018)

Esta noche ha tenido lugar el primer concierto del Reputation Stadium Tour en Glendale, Arizona, en el Phoenix University Stadium.

Con una duración de algo más de dos horas y un total de 19 actuaciones, incluyendo todas las canciones de reputation (a excepción de So It Goes...) y, como ya sabíamos, otras 10 de los álbumes anteriores, y considerando varios mash-ups, el concierto ha sido todo un espectáculo de luces, coreografía y, sobre todo, música. Además, como ya nos adelantó la misma Taylor, el enorme escenario es, en sí mismo, un conjunto de pantallas gigantescas, gracias a las cuales, el espectáculo podía ser perfectamente apreciado desde cualquier punto de estadio.

Aquí abajo os dejamos el setlist completo del concierto, con enlaces a las letras de las canciones y clips de cada actuación:

03. GORGEOUS [clip]
04. STYLE / LOVE STORY / YOU BELONG
WITH ME (mash-up) [clip / clip]
08. DELICATE [clip / clip]
12. BLANK SPACE [clip / clip]
13. DRESS [clip / clip]
14. BAD BLOOD / SHOULD'VE SAID NO (mash-up) [clip]
16. LONG LIVE / NEW YEAR'S DAY (versión piano) (mash-up) [clip / clip]
17. GETAWAY CAR [clip]



Al tratarse éste del primer concierto de la gira, os presentamos a continuación un análisis detallado del mismo, incluyendo las actuaciones, los discursos y el vestuario:

El espectáculo ha dado comienzo el tema ...Ready For It, primera pista de reputation, con una Taylor vestida de negro, con un body de lentejuelas con capucha y manga larga y botas mosqueteras. En medio de la actuación, los bailarines y las cuatro coristas hacen acto de presencia sobre el escenario. Mientras tanto, detrás, en las pantallas gigantes, se la puede ver a ella cantando en tiempo real, junto con una animación simultánea de las letras "rep". 

Para la segunda interpretación, Taylor se deshace de la chaqueta de su conjunto, para quedarse con un body con una sola manga. Inmediatamente después, las luces se vuelven rojas y comienza a cantar, en un estilo soft rock (que nos recuerda al de I Knew You Were Trouble en la gira pasada), la primera estrofa de I Did Something Bad, para continuarla con una gran coreografía, arrasando con el escenario y ofreciéndonos una de las mejores actuaciones de la noche. 

A continuación, Taylor interpreta Gorgeous.

La siguiente actuación es Style, de 1989; en medio de la actuación, las luces de las pantallas y de todo el estadio se vuelven rosas y la banda sale al escenario, por lo que algo nos dice que, efectivamente, va a seguir con Love Story. Pero, y he aquí la primera sorpresa de la noche, en vez de interpretarla en la versión pop de la última era, lo hace en su versión country original. Es entonces cuando se la escucha comenzar a cantar también el estribillo de You Belong With Me, por lo que, finalmente, la actuación completa resulta ser un mash-up de estas tres canciones.

En este punto del concierto, Taylor sale del escenario, y mientras tanto, una serie de imágenes y mini-clips de videoclips anteriores de Taylor aparecen en las enormes pantallas, simultáneamente a lo que parece ser "alguien" (a quien, en un principio, no vemos la cara) con un traje de piel de serpiente: es la nueva Taylor. Es entonces cuando sabemos que, obviamente, es el turno del single principal de reputation, Look What You Made Me Do. Taylor aparece de nuevo, ahora vestida con una chaqueta larga y botas mosqueteras negras con ribetes dorados, comienza a cantarla; al llegar al puente de la canción, una serpiente colosal de más de 20 metros de altura empieza a alzarse sobre el escenario desde el suelo, justo detrás de Taylor y los bailarines. 


En la misma línea, Taylor continúa con End Game, aunque en una versión solo en la que omite las estrofas de Future y de Ed y únicamente interpreta la suya además de un estribillo más. Las pantallas, además, muestran una animación con parte de la letra de la canción.

El siguiente tema de la noche es King of My Heart; el outfit no ha cambiado por completo, aunque ahora Taylor ya no lleva la chaqueta larga de las dos canciones anteriores. Durante esta actuación, las pantallas proyectan un efecto visual alucinante de mil serpientes doradas enredadas entre sí que bordean la imagen. Además, sobre el escenario, algunos de los bailarines tocan varios tambores gigantes marcando el ritmo de la música. 

De nuevo sobre el escenario, ahora con un mini-vestido multicolor brillante con flecos, Taylor comienza a ofrecer el primer gran discurso pre-actuación de la noche. El siguiente tema a interpretar es el último single, hasta la fecha, de reputation: Delicate. En un momento concreto, el estadio completo se vuelve azul y morado, con mil luces y animaciones de estrellas fugaces, y es entonces cuando, en medio de la canción, nos damos cuenta de que Taylor está sobrevolando el público sobre un balcón colgante, como ya había hecho en las giras anteriores, con motivos dorados. 

Una vez sobre el escenario B, es el turno del primer single de 1989, Shake It Off. Por primera vez en una de sus giras, el escenario B es lo suficientemente amplio como para que los bailarines puedan acompañar a Taylor sobre él. Además, nuevamente, tres largas serpientes más emergen otra vez del suelo. Es en medio de la actuación cuando Taylor invita al escenario, de nuevo, a Camila Cabello y a Charlie XCX, sus teloneras, para que terminen de cantar Shake It Off con ella.

A continuación, Taylor vuelve a cambiar de vestuario: se quita el vestido, quedándose con un body gris con imitación de piel de serpiente (que lleva puesto debajo) y se pone encima una chaqueta ancha con parches y adornos en relación a la temática de reputation. Los bailarines desaparecen, las luces se atenúan, y a Taylor se le entrega una guitarra. Es entonces cuando todo el mundo sabe que ha llegado la parte acústica del concierto; Taylor dedica al público un nuevo discurso e interpreta una versión acústica de Dancing With Our Hands Tied

Aún sobre el escenario B y aún con la guitarra en las manos, Taylor vuelve a dar un nuevo discurso, en el que explica, básicamente, que a continuación va a interpretar un tema que, a pesar de no ser single, todos los fans le piden en todas las redes; en ese momento, todo el mundo sabe que la siguiente canción va a ser su obra maestra por excelencia, All Too Well, y quizá esta sea la mayor sorpresa para todos de la noche.

Al acabar, Taylor vuelve a dirigir unas palabras al público, para de inmediato colarse y caminar entre él hasta llegar al segundo escenario B. Sobre él, y ya sin chaqueta, la siguiente canción que interpreta es el gran éxito de 1989 Blank Space

A continuación, Taylor se pone sobre el body una especie de túnica larga de gasa negra, en un afán por que el conjunto parezca un sencillo pero atractivo vestido. Porque sí, efectivamente, la canción que se dispone a interpretar en ese momento es... Dress. Para la pausa del "stop" del último estribillo, como era de esperar, las luces del estadio se apagan por completo, para encenderse de nuevo al reanudarse la canción. 

Terminando de cantar Dress, un nuevo balcón colgante del techo se posa al lado de Taylor, esta vez con la forma del esqueleto de una serpiente; ella sube a él para sobrevolar, de nuevo, la otra mitad del estadio, mientras canta Bad Blood. Cuando vuelve a bajar hasta el escenario principal, y he aquí otra de las grandes sorpresas, comienza a sonar un banjo de fondo, mezclado con la base del single de 1989. Es entonces cuando, de repente, Taylor comienza a cantar el estribillo de Should've Said No, el gran éxito de su primer álbum. El tema resulta ser un genial mash-up de ambas canciones.

Tras desaparecer del escenario, Taylor reaparece sobre él con un nuevo vestuario: ahora lleva puesto un elegante vestido largo negro con adornos dorados y una pierna descubierta. Inmediatamente, las pantallas proyectan un escenario de catedral gótica, los bailarines se colocan a ambos lados de Taylor y ella comienza a interpretar Don't Blame Me. La escenografía junto con la coreografía hacen de la actuación una de las más espectaculares de la noche. 

El escenario, entonces, se queda a oscuras de nuevo durante unos minutos, y un piano aparece, con Taylor ya tocándolo. Todo el mundo sabe que, es justo en este momento, cuando llega otro de sus discursos pre-actuación, en esta ocasión, sobre los valores humanos y la fuerza para superar la "mala reputación". Para sorpresa, nuevamente, de todo el mundo, Taylor comienza a cantar el tema no single de Speak Now Long Live, para continuar con la balada de reputation New Year's Day.


El piano y Taylor desaparecen del escenario, y las pantallas muestran un original vídeo de Taylor en un desierto con un coche... de fuga. Taylor aparece de nuevo, con un nuevo mini-vestido morado y una chaqueta brillante, cantando Getaway Car, mientras las pantallas siguen reproduciendo una animación de un paisaje con diversas palabras de la letra de la canción.

El siguiente tema es Call It What You Want, segundo single de reputation, con las pantallas ambientadas en un palacio; en medio de la actuación, el confeti con forma de periódicos diminutos del que la misma Taylor nos avisó es disparado al aire. 

La siguiente interpretación es We Are Never Ever Getting Back Together, primer single de Red, que continúa con This Is What We Can't Have Nice Things, con la genial puesta en escena de una mansión de lujo, y una fuente real sobre el escenario, alrededor de la que bailarines, coristas y la propia Taylor elaboran una fantástica coreografía en la que acaban empapados. La actuación cierre del concierto resulta ser, así, un mash-up de ambas canciones, curiosamente, las dos con los títulos más largos de la discografía completa de Taylor.


Podéis ver imágenes del concierto haciendo clic sobre las tres siguientes:

¿Quiénes somos?

Somos las creadoras de este sitio, Mary y Pau, dos chicas jóvenes corrientes con afán de hablar sin parar de una obsesión rubia con guitarra y tacones a la que no dejamos de escuchar cantar. ¡Bienvenidos a nuestro pequeño gran rinconcito, cornerers! :)

No hay comentarios:

Publicar un comentario