ARTÍCULOS: Portada de TIME: Persona del Año - Las Rompe-Silencios

"Me enfadé mucho." Taylor Swift sobre lo que la impulsó a dar su testimonio sobre su acoso sexual



Antes de que estallaran las alegaciones a Harvey Weinstein y de que el movimiento #MeToo (#YoTambién) rompiera internet, Taylor Swift compareció ante el tribunal el pasado 10 de agosto por haber sido acosado en una sala llena de gente. Swift, a quien TIME reconoce como una de las Rompe-silencios que han inspirado a las mujeres a pronunciarse sobre el acoso en la publicación Persona del Año de este año, concedió a TIME su primera entrevista tras el juicio.

En 2013, la cantante y compositora se hizo una foto con un DJ de una radio de Colorado tras haber hecho una entrevista. Durante esa foto, según dice Swift, el DJ David Mueller metió la mano por debajo de su falda y le tocó la parte de atrás. Swift informó en privado de lo sucedido a la emisora de radio en la que trabajaba Mueller, y le despidieron. Mueller demandó a Swift por difamación; Swift, entonces, demandó a Mueller a un dólar simbólico, y ganó.

Swift se negó a ser intimidada en el juicio. Su claro testimonio fue aclamado por muchos por su firmeza. Cuando se le preguntó por qué las imágenes no mostraban la parte de delante de su falda arrugada como prueba, ella solo contestó: "Porque tengo el culo por detrás." Cuando se le preguntó si se sentía culpable por que Mueller hubiera perdido su trabajo, respondió: "No voy a permitir que ni usted ni su cliente hagan que sienta que yo he tenido la culpa de esto. Después de cuatro años, estamos hoy aquí porque a mí me han acusado de un evento desafortunado en su vida que ha sido producto de su decisión, no de la mía."

Como muchas de las mujeres entrevistadas para la publicación de Persona del Año 2017, Swift no aceptó que se la culpara por el abuso que sufrió. Su nítido testimonio ha sido uno de los mayores acontecimientos en cuanto al tema del acoso sexual este año. Swift respondió a varias preguntas sobre su experiencia para TIME.


¿Qué consideras que es importante que se sepa sobre lo que te pasó?

En 2013, conocí a un DJ de una reconocida emisora de radio country durante uno de mis meet and greet de antes de los conciertos. Mientras estábamos posando para la foto, me metió la mano por debajo del vestido y me agarró el culo. Yo me retorcí y me moví hacia un lado para alejarme de él, pero no me soltó. En ese momento, yo estaba de gira por grandes estadios, y allí en la sala había varias personas que vieron lo que estaba pasando, además de que también estaba la foto que nos habíamos hecho. Pensé que si había sido lo suficientemente descarado como para acosarme bajo esas circunstancias tan arriesgadas, imagina lo que podría hacer a una artista joven y vulnerable si se le presenta la oportunidad. Fue importante informar sobre el incidente a su emisora de radio porque creía que tenían que saberlo. Ellos llevaron a cabo su pertinente investigación y le despidieron. Y dos años más tarde, me demandó.


¿Cómo te sentiste cuando declaraste?

Cuando yo declaré, ya había estado en el tribunal durante toda la semana y había tenido que ver cómo el abogado de este hombre importunó y acosó a mi equipo, incluida mi madre, con ridículos detalles, acusándoles, a ellos y a mí, de haber mentido. Mi madre se sintió tan triste tras su interrogatorio, que el día que yo declaré ella estaba demasiado enferma físicamente para estar presente allí. Eso me enfadó mucho. En ese momento, decidí obviar las formalidades de la sala de audiencia y simplemente responder a las preguntas tal cual las pensara. Este hombre no tuvo en cuenta ninguna formalidad cuando me acosó ni su abogado cómo se estaba sintiendo mi madre, así que, ¿por qué debería ser yo educada? Más tarde, me dijeron que en mi juicio se había dicho la palabra "culo" la mayor cantidad de veces en el Tribunal Federal de Colorado.

¿Cómo ha reaccionado a tu historia la gente?

La gente ha apoyado mi historia en gran medida desde que el juicio comenzó en agosto, pero antes de eso, pasé dos años leyendo titulares refiriéndose a él como "el caso del culo de Taylor Swift" con trolls en internet que se reían de lo que me había ocurrido. Nadie tuvo en cuenta ningún detalle, como pasa a menudo. La mayoría de la gente pensó que yo le estaba demandando a él. Hubo un pequeño alboroto en la sala cuando se me nombró a mí como la acusada. Una vez los medios se enteraron de que estaba en Denver tratando este tema, hubo mucho apoyo en las redes sociales y yo nunca lo he apreciado tanto. Incluso hablé con Kesha por teléfono, y ayudó mucho charlar con alguien que ya hubiera pasado por el desmoralizador proceso de un juicio.

Después de esta experiencia, ¿qué consejo darías a tus fans?

A las personas que se encuentran en esta situación les diría que se les echa mucho la culpa a las víctimas en los casos de acoso y abuso sexual. Te pueden culpar solo por el hecho de que ocurriera, por contarlo, o incluso por cómo reaccionaste. Quizá incluso pienses que estás exagerando, porque la sociedad ha hecho que este tipo de cosas parezcan de lo más normales. Mi consejo es que nunca te culpes a ti mismo ni aceptes que los demás te echen la culpa. No se te debería culpar por esperar 15 minutos o 15 días o 15 años para denunciar el acoso sexual, ni por lo que le suceda a una persona después de que esa persona haya querido abusar sexualmente de ti.

¿Estamos ante un punto de inflexión del modo en que pensamos sobre el acoso sexual en nuestra cultura?

Creo que este momento es importante para la toma de conciencia, para la forma en que los padres le hablen a sus hijos, y para la manera en que las víctimas procesan su trauma, ya sea reciente o antiguo. Las mujeres y hombres valientes que se han pronunciado este año han transformado la sociedad en cuanto a hacer saber a la gente que este abuso de poder no se debe tolerar. Acudir al tribunal para enfrentar este tipo de comportamiento es una experiencia desoladora y agotadora, incluso cuando ganas e incluso cuando tienes suficientes recursos económicos como para poderte defender bien. Aunque la conciencia sobre el acoso sexual en el puesto de trabajo ahora es más alta que nunca, aún hay muchas personas que se sienten victimizadas, asustadas y silenciadas por sus acosadores y las circunstancias que les rodean. Cuando el jurado falló en mi favor, el tribunal condenó al hombre que me acosó a que me indemnizara con un dólar de manera simbólica. Y a día de hoy, aún no he visto ese dólar, lo cual, creo que es una forma de desafiarme que ya es simbólica de por sí.



Fuente: TIME
Traducción: El Rincón de Taylor

¿Quiénes somos?

Somos las creadoras de este sitio, Mary y Pau, dos chicas jóvenes corrientes con afán de hablar sin parar de una obsesión rubia con guitarra y tacones a la que no dejamos de escuchar cantar. ¡Bienvenidos a nuestro pequeño gran rinconcito, cornerers! :)

No hay comentarios:

Publicar un comentario